[B Sur-sum Corda Corrubedo :: Hospedaje en Corrubedo - Galicia ::

  Página en castellano    Páxina en galego   Seite in deutscher Sprache

Sursum Corda Corrubedo
Sursum Corda Corrubedo

El pueblo de Corrubedo

Llegando desde Ribeira, entre Olveira y Corrubedo en un desvío a la derecha camino del Son, encontramos la primera aldea de la parroquia, Espiñeirido, menuda, mirando a los fantásticos arenales del cabo y protegida por el Facho a un lado y el Tahúme al otro, habiendo una pista de tierra que lleva la esta última cumbre, donde hay una estación de señales marítimas. En Espiñeirido hay también crucero de capilla, con Virgen granítica de feitura casi románica ?hoy casi invisible por la ventana de aluminio que la cerró?, Cristo de costillas marcadas y farola con fuego purificador. Se ven buenos hórreos y alguna casa rural con patín muy enxebre. En el beso del Facho quedan restos castreños poco visibles, semejantes a círculos líticos muy arcaicos, e incluso un supuesto monumento funerario, la cueva de Litón. Dicen que allá arriba, en una pequeña llana, existen restos de un antiguo faro, muy rudimentario, a modo de piedras enrasadas por las dos caras. Sea como sea, es posible que el nombre del monte se deba la tal hecho.

A Corrubedo se entra por la Laxe de la Gata, sobre las primeras colas de las dunas. En 1845 la iglesia parroquial (Santa María, 1907), probablemente ubicada donde se edificó la actual, en medio y medio de la villa, era adjunta de la de Sano Martiño de Olleros. A principios de siglo era ya filial de la vecina parroquia de Santa María de Olveira y posteriormente, con la construcción de la joven iglesia, cobró entidad parroquial propia.

La población actual de Corrubedo es una de las más bajas de su historia, siendo dentro de las 9 parroquias del ayuntamiento de Ribeira la de menor número de habitantes. La historia habla de un crecimiento abundante desde mediados del siglo pasado hasta antes de la guerra. En 1845 contaba con 492 habitantes, la finales de la década de 1920 con 1.646 y en 1934 tenía ya 3.864 habitantes. Luego llegó la guerra, la emigración, la muerte de las fábricas de salazón del cabo y todo fue a ir para abajo.

Fue siempre una villa lejana, marinera cien por cien y sólo con pequeñas economías labradoras de maíz y patatas en las fincas, también marineras, pues el estrume era, y aún lo es para las pocas familias que cultivan, el argazo que se cosechaba luego de un día de mar de fondo. Las comunicaciones a Corrubedo fueron tan especiales que hasta principios de siglo los habitantes enviaban un cartero ambulante directamente a Santiago, mientras que el resto del ayuntamiento mandaba el dicho correo por otro cartero a la Pobra del Deán.

Construcciones remarcables pocas quedan, aunque sí estructura urbana antigua, que fue castigada nos últimos años con rellenos, en el mar y en las calles de laxes que ya no se ven. En la calle del Puerto (nº 13) está el mejor ejemplo arquitectónico antiguo, en una casa baja habitada al lado de la playa y allegada a las ruinas de una fábrica de salazón ?O Carraspello?, que no fue la única industria de este tipo que hubo en la villa. También en la calle Real, hoy oculta por una línea de casas, quieta un ejemplo de las viejas casas con patín. Pero del moderno hay mucho. Para los amantes de las artes de la arquitectura decir que aquí irguieron sus casas prestigiosos arquitectos. El coruñés #\\ Seara, que fue jefe del Servicio de Patrimonio de la Junta e intervino en obras como las de la remodelación de la Casa de la Parra, al lado de la catedral de Santiago, fijo su propia vivienda en la Piedra del Pendiente, hoy dentro del parque natural, en el interior de un véselo vallado de una piedra de los que servían para proteger las sementeiras del viento. El orensano del Carballiño Manuel #\\ Jorreto, arquitecto que fue del Museo de Bellas Artes de la Coruña y de la joven residencia del Presidente de la Xunta en Rois, también tiene casa de diseño por estos parajes. E internacionalmente conocido es el más reciente de los vecinos de Corrubedo, el londiniense David Chipperfield, que prefirió hacer su vivienda en la línea de casas que miran al mar en la calle del Puerto. Chipperfield, que comenzó carrera en el estudio del afamado Norman Foster, fijo entre otras obras el Cementerio de Sano Michele de Venecia, la remodelación del Neues Museum de Berlín, el pazo de justicia de Salerno, el vestíbulo central y la Plant Gallery del Natural History Museum de Londres y la sed de la Filharmónica de Luxemburgo.

Corrubedo hoy casi triplica su población en verano. El cabo tiene playas a los dos lados. Polo sur la de las Dunas y la de la Ladera, la de las Furnas y la de la Robeiriña, la de la Robeira y la del Prado (1D). Polo norte están la de Balieiros, topónimo que viene de ser el arenal donde se varaban las ballenas cuando esta pesca abundaba en la zona, y la de las Barreras, a más batida y peligrosa.

 

 


Texto e fotos autoría de Manoel Santos (Corrubedo, Biólogo)

 

(c) Sursum Corda Corrubedo 2008 - 2017

Diseño web: Argos-Galaica

Administrar web